Potaje de habichuelas andaluz

Guiso de alubias con chorizo

Poner los garbanzos escurridos en una olla grande con el agua caliente. Llevar a ebullición a fuego fuerte, quitando la espuma. Añadir la ternera, las costillas de cerdo, el hambón y la panceta. Cuando el agua vuelva a hervir, reducir el fuego a una cocción muy suave, tapar y cocer durante 1 hora.

Incorporar las acelgas, la zanahoria y la calabaza con las judías. Pinchar la morcilla varias veces con un palillo o brocheta (para que no se reviente mientras se cocina) y añadirla a la olla. Poner los granos de pimienta en una bolsita y añadirlos a la olla, junto con la sal. Tapar de nuevo y seguir cocinando a fuego lento durante 20 minutos.

Añade las patatas, tapa y cocina a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas, unos 20 minutos. Retirar varios trozos de patatas y calabaza y hacer un puré suave. Vuelva a echar el puré a la olla para espesar el caldo.

Retirar el guiso del fuego y dejarlo aparte unos 10 minutos para que se casen los sabores. Retirar las carnes del guiso. Corta las carnes en trozos (quita los huesos) y vuelve a mezclar los trozos con el guiso. Retirar el sobre, probar y sazonar el guiso si se desea. Servir los garbanzos, las carnes, las verduras y el caldo en platos hondos.

Guiso de buen provecho

Aunque no es el plato nacional de Asturias, este maravilloso potaje de alubias se ha ganado una gran reputación en toda España. Las alubias blancas y los garbanzos del norte de España, tal vez el ingrediente más infravalorado de todos los españoles, son un verdadero manjar por derecho propio. Las fabes de Asturias, por ejemplo, se han criado durante cientos de generaciones con el único fin de absorber todo el sabor posible para complementar su propia bondad mantecosa. Las Fabes y el Judión aumentan su tamaño de 2 a 3 veces cuando se cocinan, manteniendo todo el rico sabor hasta que se muerden. Estas legumbres ultra-premium tienen un precio ultra-premium, pero la calidad y el sabor no tienen comparación.

Leer más  Recetas con burrata al horno

Aunque las referencias a la Fabada Asturiana no aparecen oficialmente en la literatura hasta finales del siglo XIX, la naturaleza rústica de este plato tiene ciertamente sus raíces mucho antes. Como en el caso de muchos otros platos españoles que dependen en gran medida del cerdo, los orígenes de este plato podrían estar relacionados con una especie de protesta pasiva contra los moros que conquistaron el sur de España desde el año 711 hasta 1492. Aunque el alcance de los moros no llegó hasta el norte de Asturias, los pueblos libres del norte de España se vieron obligados a protestar contra sus inoportunos vecinos de cualquier forma posible, la más fácil de las cuales era comer cerdo, que estaba prohibido por la religión musulmana.

Guiso español de patatas con chorizo

Este guiso español de alubias blancas con chorizo está tan bueno que todos creerán que has pasado horas en la cocina. El chorizo aromatiza las alubias tan bien que incluso a los que no les gustan las alubias seguro que prueban una o dos cucharadas. Y quién sabe, ¡puede que los conviertas en amantes de las alubias!

La combinación de alubias y carne es muy común en la cocina mediterránea y se puede encontrar en muchos países del mundo. Últimamente, la he utilizado en mi receta de Pitacos greco-mexicanos (¡me refiero a unos deliciosos tacos de carne picada y alubias hechos con pan de pita!)

Ten en cuenta que si utilizas el chorizo con moderación podrás incluir este plato en tu plan de Dieta Mediterránea. El chorizo aromatiza perfectamente las alubias de la tierra y en combinación con la salsa de tomate nos da un plato único. Puedes utilizar un chorizo picante o dulce, según tu gusto.

Leer más  Pastel de berenjenas y calabacin thermomix

Personalmente, soy un amante de las alubias. ¿Por qué? Porque incluso cuando se hacen con los ingredientes más sencillos (como estas alubias blancas al estilo toscano), las alubias tienen algo extra reconfortante, algo que me da calor al corazón. O tal vez sea porque se consideran el alimento nacional de Grecia.

Receta de chorizo

¡La mayoría de la gente diría Paella y Tapas! Pues bien, la paella es un plato de arroz tradicional de Andalucía, en particular de Valencia, donde se cultiva tradicionalmente el arroz y el resto de los ingredientes provienen de esa región. Por supuesto, se puede comer paella en toda España, pero otras regiones también tienen platos de arroz, que suelen llamarse “Arroz” y, aunque son similares, no deben confundirse con la paella.

Bueno, como dice la historia, de nuevo en Andalucía, la palabra “tapas” deriva del verbo español tapar. Las tapas eran tradicionalmente una rebanada complementaria de pan o carne en conserva que se colocaba encima de una copa de Jerez o Málaga en las tabernas andaluzas y que se utilizaba para tapar las copas entre sorbo y sorbo para evitar las moscas.

Por supuesto, en la última década las tapas se han convertido en algo especial con bares y restaurantes de tapas que abren por todas partes y es triste que no todos los bares de España sirvan tapas de la manera tradicional. Tradicionalmente se servía una Tapa o Pincho con cada pedido de bebida. Hoy en día muchos lugares te venden la Tapa como una porción o ración o 1/2 ración. Recuerdo que me daban una pequeña Tapa o Pincho (estos son los que están en palos de cóctel) cada vez que se pedía una bebida. En mi último viaje a la España peninsular visité a mis padres en Nerja y hacíamos la ruta de las tapas en la ciudad, que era genial. Parábamos en un bar y pedíamos una pequeña bebida, podía ser una copa de vino, cerveza, jerez o un refresco de cola y luego elegíamos la tapa que queríamos acompañar por un coste de unos 1,50 euros. Por supuesto, para cuando llegamos al último destino probablemente habíamos consumido 5 o 6 bebidas, pero también nos habíamos alimentado.

Leer más  Tartaleta de frutas y crema pastelera